viernes, 20 de marzo de 2009

ST PATRIKCS DAY- QUEEN´S DAY

Como todos los pueblos Dublín también tiene fiestas patronales, y el día grande es el 17 de marzo Día de San Patricio. Y como en todos los pueblos se celebra bebiendo y comiendo pero sobre todo bebiendo.
Yo como este es un país muy católico me esperaba una buena procesión con su mantilla, con sus autoridades vestidos de gala, la guardia civil, la banda de música, el grupo de niñas vestidas con el traje regional, las señoras con sus visones, las velas... Vamos una buena procesión.


Pues no, católicos mucho, pero el desfile es como la cabalgata de reyes a la que le añades las del orgullo Gay en Madrid, pero sin tíos buenos y con muchas orquestas. El plumerío, la lentejuela, y los mirones estaban igualito que en Madrid.


Aquí lo importante es mirar por eso muchos se traen las escaleras de casa o los que tienen prole en plan MARGARITA ,un andamio.


Tras ver el desfile en directo, mis amigos (recién llegados de la tierra de los emigrantes) y yo, nos metimos en un bar a beber, como los irlandeses, así pudimos ver mejor algunas de las carrozas, y refrescarnos un poco.
Íbamos monísimos, con tréboles y banderas pintados en la cara, yo además llevaba un gorrito verde.

Vale, no adjunto foto mía pues las fotos las hizo mi amigo el reportero y no me las ha enviado todavía.
Tras un par de pintas de guinnes decidimos irnos a Howth. Es un pueblo pesquero al norte de la ciudad y se supone que es Dublín. Como Villajuán, Villagarcía o Villa de Vallecas, Madrid.
Allí tras un paseo por el puerto entramos en un bar donde en ese momento terminó el concurso de música folk. Los domingos los vecinos y algunos músicos de los alrededores se reunen en el bar a tocar compiten por quien toca mejor y recaudan dinero para la escuela de música de Galway. Tras un par de cervezas y una agradable conversacion con dos viejecitos del pueblo, nos fuimos a comer, FISH & CHIPS, lo compramos en el take away mas famoso del pueblo y como los howtheños, nos lo comimos en el parque, aprovechando el rayito de sol que salió para nosotros en ese momento.
Nos sentíamos de lo mas Irish, pero decidimos volver a Dublin para seguir bebiendo algunas pintas cerca de casa, por que todos sabemos que cuando estas un poco perjudicado el camino a casa es interminable
En Dublín buscamos un local de música Irlandesa. Buscábamos algo típico tipo... lord of the dance pero no fue posible. En lugar de eso nos fuimos de bar en bar bebiendo cerveza. (Pub crawl) Que también es muy irlandés.
Tras cenar nos volvimos a casa agotados, es una fiesta de los mas alcohólica, pero viniendo de donde vengo estoy preparada para eso y mas.

Bueno ahora me toca hablar de Koninginnedag ( Día de la reina) Lo que se celebra es el cumpleaños de la reina que la muy lista decidió que se celebrara el 30 de Abril por que así tiene mas posibilidades de que sea un dia soleado. No son católicos por eso no conocen el truco de llevar los huevos a Santa clara como hacen todas la novias. Este año todos sabéis que la fiesta estuvo un poco deslucida pero eso no hizo que los holandeses, que ya estaban el la calle desde las 9, dejaran de celebrar la única fiesta que tiene en el año. (Aquí no se celebra oficialmente el día del trabajo, algunas empresas lo hacen pero no todas)

Si en irlanda lo que se estila es el verde aquí es el naranja. Los holandeses siempre buscan el negocio en todo, incluso en la fiesta.
Cuando digo que la fiesta empieza a las 9 es por que a esa hora ya están montados los puestos del ¨mercadillo callejero¨ ese día tu puedes montar un puesto en la puerta de tu casa para vender lo que quieras: lo que está en el ático y hace años que no te pones, los posters ochenteros del che, tus vinilos de Richard clayderman, platos de plástico, un proyector de diapositivas....




los mas originales son los que por 50 cts te dejan usar el baño de su casa, los que sacan su cafetera nesspreso o senseo y venden café, los que hacen zumos para aprovechar la liquadora que nunca usan, o el coro que por un euro te cantan la canción que tu elijas de su repertorio; estos últimos tiene mucho éxito por que ya no es la primera vez que los veo.
Por lo demás se parece a Irlanda cerveza y mas cerveza, comer patatas fritas con mayonesa, pollo y peixe frito. Se echa de menos un bocata jamón y el tinto de verano pero lo compensan con el cava, champagne o proseco, que también me gusta mucho y lo hay en muchos bares.

Como siempre la zona con mas marcha a partir de las seis de la tarde es el barrio gay, concretamente en Reguliersdwarsstraat. donde la música en la calle y los gogos aguantan hasta pasadas las tres, hora en la que empiezan a bajar el volumen y entrar en los bares.

video

El video es de las seis de la tarde, pero os aseguro que a las tres de la mañana estaba igual de marchoso pero con el doble de gente.
Yo con tantas fiestas me estoy volviendo adicta al espidifen y mientras se me pasa la resaca voy a mirar billetes para irme a mi pueblo a celebrar el ALBARIÑO

3 comentarios:

Peritoni dijo...

Mucha cerveza y muchas patatas!!!, nena qué envidia!.

Y qué no parar, de un lado a otro que no hay quien te ubique, jajajjajajaja

Por cierto, que la entrada empezaste a escribirla en marzo y estamos en mayo!!, demasiada cerveza, ya lo decía yo.


Un beso grande grande.

PasaelMocho dijo...

Qué bien me vendría a mí un día de la reina con mercadillo casero, pero me da que la Sofi no está muy por la labor

Halo dijo...

que temáticos con los colores... de qué color serían las fiestas en mespaña.... rojo toodo... ???