martes, 24 de febrero de 2009

LA NOCHE EN DUBLIN

Lo de este país es increíble me encuentro unas cosas que no me imaginaba que se hubiesen inventado y menos aún vendido. Atentos a lo que me encontré en un bar al otro lado de la típica máquina de condones y tampones.



No tenía cambio, me estaban esperando y me quedé con ganas de probarla pero si vuelvo por este bar llevaré 50 cent.
Es el baño de las chicas así que imagino que son fragancias femeninas.
Vayas por donde vayas en esta ciudad siempre te encuentras algún grupo de música cantante o dúo, tocando en la calle especialmente en las calles comerciales. Yo ya me estoy acostumbrando a la música irlandesa. Pero lo sorprendente es salir de marcha y que te encuentres un grupo de "música" español. Algunos de mis compañeros de clase reconocieron que eran españoles y pretendían que les cantase las canciones o que me dedicasen una. De pronto me sentía en la boda de Matilde pero sin Matilde y sin alcohol.

Esto es en la acera de PENNEYS al lado del Spire, los autobuses que pasan por detrás son los que, desde el centro, te llevan hasta al aeropuerto.



Como siempre una mención al plástico. Querido Mocho viendo los problemas para escoger una lampara y lo mucho que te gustaba la lampara blanca de plástico aquí van tres bellas sugerencias

4 comentarios:

PasaelMocho dijo...

Saturday saturday

PasaelMocho dijo...

Las Walpurgis te van a llamar

Peritoni dijo...

Ay la tuna, qué horror, están en todas partes.

Angelina Jolín dijo...

Me encantan las lámparas de plástico :)